jueves, 16 de febrero de 2012

Eduardo Faradje presenta "Las otras historias"

La muestra de este artista original justifica una mirada atenta. No todo es como es ni dice lo que parece. Desde la pintura, Faradje aporta otra visión de los acontecimientos nacionales.

Eduardo Faradje presentó su muestra de pinturas "Historia y otras historias", con obras de gran formato realizadas en bastidores con collages a las que les adosa elementos y en las que aplica una antigua técnica como la encáustica, que utiliza la cera como adhesivo de los pigmentos haciendo una mezcla densa y cremosa, aunque también permite el uso de materiales más modernos como la resina poliéster y los esmaltes sintéticos.

Este artista toma momentos de la historia argentina, muchos de los cuales son parte de nuestro imaginario. Faradje recrea en sus obras algunas imágenes icónicas como el abrazo entre Eva y Juan Domingo Perón el día del renunciamiento de la postulación a la vicepresidencia; o a San Martín en el cruce a de los Andes en dos luchas: una vinculada con la actividad artística; y en la otra, el ejército realista es personificado por la silueta del monumento al soldado desconocido de Washington, como si la lucha para San Martín no terminara nunca y se prolongara en el tiempo y siempre hubiera enemigos contra quienes pelear. Para acentuar la atemporalidad, sobre los Andes no hay un cóndor sino un avión cayendo en picada.

Sensible ante la pérdida de vidas en diferentes momentos históricos, Faradje la evidencia al hablar de dos hechos lejanos entre sí en el tiempo: el hundimiento del crucero General Belgrano o la matanza de los inocentes ordenada por Herodes. Dos hechos de los tantos, absurdos, que se han cobrado vidas inocentes en la Historia de la Humanidad.

El artista elige expresarse con una paleta de colores restringida, la materialidad (telas, objetos y maderas) y expresivos trazos, especialmente los cargados de brea. Con estos elementos consigue trasmitir a su obra un enorme dramatismo.

Cuando en el 2001 la crisis empuja a muchos argentinos a buscar entre la basura elementos para subsistir, actividad se bautiza como "cartoneo", es imposible no asociar ese material con la pobreza. En las obras donde el edificio del Congreso se hace con cartón corrugado, se crea un parentesco visual con los precarios conventillos del barrio de la Boca, de chapa y cartón. Pero quizás el aire de pobreza no sea sólo edilicio sino también en el terreno de las ideas y de las discusiones políticas que se confrontan dentro del recinto.

En una obra se intuye un palco de políticos desdibujados que le hablan a una muchedumbre que marcha con pancartas, y en otra, tan desdibujada como ellos, solo una bandera de Montoneros se hace visible y recuerda sin duda otro desencuentro de ideas: cuando fueron echados por Perón de la Plaza de Mayo y pasaron de "juventud maravillosa" a "estúpida e imberbe".

La carga de materia y los colores oscuros cambian de cuajo la idea que nos puebla el inconsciente desde la infancia, cuando los manuales y las revistas para niños nos entregaban otra imagen de la Patria y, con ella, una construcción colectiva, edulcorada y estoica, que afortunadamente en las obras de Faradje gana fuerza gracias a lo expresivo y temperamental de sus trazos.

Cristóbal Colón viene llegando a América en una carabela repleta de malos augurios, quizás el comienzo de muchas de las desgracias que cayeron sobre los pueblos de la región, que pagó un precio alto para ser parte del mundo conocido.

¿Cómo hubiera sido nuestra historia si no hubiéramos sido colonia de nadie? Seríamos parte del Imperio Inca? Y de haber sido colonizados por otros de los que también llegaron a América, portugueses, ingleses, franceses y holandeses, ¿hablaríamos otro idioma, tendríamos otras religiones? Sin duda seríamos otros, ni mejores, ni peores, simplemente otros.

Las otras historias, como las llama Faradje desde el título de la muestra, son contadas desde un original estilo pictórico, donde no todo está tan visible y hay que mirar con atención, porque hay detalles que podrían derrumbar las primeras ideas que se nos vienen a la mente con el primer golpe de vista. Cierre: domingo 26 de febrero. Sala C, Centro Cultural Recoleta. Junín 1930.

Nota publicada el 13 de Enero de 2012 en www.gacetamercantil.com

No hay comentarios: