miércoles, 23 de noviembre de 2011

CARLA PERIA A cada chancho le llega su San Martín


Esta muestra reúne los últimos trabajos de la artista plástico Carla Peria, cuyas obras tienen como punto de partida el cuerpo humano y a través de él, la posibilidad de sumergirse en otras problemáticas más cercanas al exceso, a los pecados de la carne y al cuerpo como sitio donde se exteriorizan las batallas.

Se trata de la eterna lucha entre el bien y el mal, la que muchas veces enfrenta a la moral contra las acciones que las desafían. El chancho representa a por lo menos dos pecados capitales, la gula y la lujuria, y al disfrute en su manera más exacerbada.

Mediante la mixtura de seres humanos y cerdos, Peria crea una raza de personajes entre lo mitológico y lo urbano. Son seres que, frente a los ojos de una sociedad tan preocupada por la delgadez y la perfección, son toda una provocación. La artista presenta de una manera cruda los excesos de la carne, a los que se vuelcan estos hombres y mujeres-chanchos: el consumismo, el sexo desenfrenado y su vocación por la comida son algunas de las temáticas que esta artista, egresada del IUNA, abarca en su obra.

Los trabajos, de mediano y gran formato, son hechos con acrílicos y óleos utilizados de manera expresiva, lo que da como resultado una obra atractiva que deja en evidencia el buen manejo del dibujo y del color.

Tanto en el folclore como en la mitología, el recurso de mezclar en un solo ser lo humano y lo animal remite a la idea de que todos tenemos una parte de ambos, y eso es algo de lo que trasmiten las obras de Peria: son personajes que ya se están mezclando entre nosotros, esperando que les llegue su San Martín.

En la sala 12 del Centro Cultural Recoleta y con la curaduría de nuestra crítica de artes plásticas Nanu Zalazar. Hasta el 4 de diciembre en Junín 1930, con entrada libre y gratuita.

Nota publicada el 14 de Noviembre de 2011 en www.gacetamercantil.com

No hay comentarios: