miércoles, 28 de marzo de 2012

Claudio GALLINA Juguemos en el bosque



Claudio Gallina expone “Homo Ludens”, un recorrido por la infancia, pero ya no desde las aulas o los patios de las escuelas, como en otros momentos, ya que esta vez los personajes juegan en lugares abiertos con árboles y sin referencias geográficas. El otro cambio que presenta este artista en su obra es que, junto con las pinturas, se muestran dibujos, objetos y una escultura realizada en cartapesta.

El artista habla con naturalidad sobre la infancia y los juegos de esta etapa de la vida como un momento en el que se forja la personalidad y se construye la relación con los otros. El juego resulta una escuela informal de aprendizaje en la que los niños, a través de las teatralizaciones, van intentando comprender el mundo adulto y la violencia, que también es parte del mundo. El arma elegida por Gallina es una pequeña gomera y algunas obras sufren su ataque, que deja agujeros impactados en los dibujos.

Con una paleta de colores acotada, Gallina también juega con el color de los recuerdos, que para él parecieran estar en verde, celeste y gris. También experimenta con otros soportes y divide el fondo de la figura en dos obras que se complementan.

Haciendo un puente entre sus obras, que remiten a la escuela, aquí aparece un pizarrón negro y con la madera de un pupitre le da vida al asiento de un “subeybaja”. Para conectarnos con otros momentos de nuestra vida está muestra resulta imperdible. Hasta el 8 de abril en el Centro Cultural Recoleta, en Junín 1930.

Nota publicada en www.gacetamercantil.com el 23 de Marzo de 2012