miércoles, 21 de abril de 2010

"El árbol y el bosque" de Silvana Robert




Silvana Robert aporta su mirada femenina en sus nuevos trabajos, uan serie de pinturas realizadas sobre tabla y hardboard con variedad de tamaños, tanto pequeños, como medianos y de gran formato, en los que utiliza óleos y acrílicos.

En sus obras, la artista retrata a un grupo de niñas y adolescentes en plena búsqueda de la salida, inmersas en un bosque laberíntico.

Los bosques son un escenario distinto, que no es real sino como surgido de la imaginación de las niñas. Y hay un contrapunto bien marcado entre los detalles de las figuras humanas y el bosque, que luce como un boceto, como producto de una acción gestual.

Robert inlcuye dentro de las obras la idea del transcurrir del tiempo a través de dibujos como de su primera infancia que se van fusionando con la visión y el trazo adulto.

Las imágenes son una suerte de excusa para jugar con el tiempo cronológico, parte del pasado y del presente que incidirá en el futuro de estás jóvenes.

Las niñas han ido creciendo desde las muestras anteriores, llegando a convertirse en niñas-mujer. El otro gran cambio es la paleta, que aparece alejada de los azules para jugar con los verdes y marrones del escenario propuesto.

En algunos trabajos las niñas están en plena búsqueda de su yo, de su destino, en otras parecen haber encontrado la salida o por lo menos el camino que conduce a ella.

Sobre el soporte de las obras, Robert deja algunas improntas de sencillas tallas con gubias, como las que se realizan en los árboles para perpetuar algún pensamiento o alguna situación amorosa.

La artista ilustra con la escritura de pequeñas frases, tomadas de canciones de la mexicana Lila Down, que hablan de distintos tipos de despedidas, como la sucesión de despedidas dentro de los cambios inexorables.

Silvana Robert logra crear un puente mágico entre el futuro de las protagonistas y la nostalgia que sienten de su reciente niñez.
Con talento, ella nos habla del tiempo y de los cambios que nos atraviesan a todos en el proceso de crecer, representado por estás niñas que se plantan frente al mundo y que, aunque en la mayoría de las obras están solas, no sienten temor y están seguras de que podrán sortear los escollos que se presentan.

Las niñas-mujer (a pesar de estar en una lucha interna) transmiten una sensación de calma y una fuerte convicción de que podrán hacerlo solas.

La muestra está abierta hasta el 15 de mayo y puede visitarse de lunes a viernes de 10.30 a 21 horas, y los sábados de 10.30 a 13 en la Galería Zurbarán de Avenida Alvear 1658.

Nota publica el miércoles 21 de abril de 2010 en www.minutouno.com

No hay comentarios: